Un Supermarine Spitfire Mk IV como los que fueron enterrados en Birmania.

Volver al artículo